NIEVE ANTIGUA.MARÍA SOTOMAYOR.LA BELLA VARSOVIA. 89 PÁGINAS

By SONIA FIDES, August 2, 2017





NIEVE ANTIGUA.MARÍA SOTOMAYOR.LA BELLA VARSOVIA. 89 PÁGINAS

Nieve antigua es libro feroz a pesar de que cae encima de quien lee con la misma sutileza con la que un anciano al que ya le cuesta sostener su propio pulso acaricia la cabeza de un niño. Es una exquisita delación emocional,  el canto que en rarísimas ocasiones se permite el silencio, una masa densa capaz de alimentar lo que no se ve, ese secreto núcleo que falseamos a diario:
"Después de todo será a mí
a la que llaméis porcelana o puta"
Pero es muchas más cosas, es el páramo sobre el que nadie dudaría en caer muerto, porque ofrece tantas resurrecciones como un ser humano podría desear:
"Algún día las mujeres de la tierra
alzarán sus vestidos blancos para enseñar
el idioma caído"

"Tu corazón
es un bosque sin sonido
algo que nadie cuidó
un inverno a punto de sucederme"
María Sotomayor no quiere versos trampa ni  quiere sombras que no sean mecidas por la luz, no quiere perfección, pero la obtiene cuando renombra la raíz de las cosas, aquellas que sobreviven aún cuando los tiempos verbales desean construir impecables ataúdes para ellas.
Nieve antigua es a ratos un horno crematorio y también el paraíso que construye la honestidad. Es un libro de extremidades firmes, la mano blanca sobre la que beber el agua que el Siglo XXI le ha acabado negando a las fuentes callejeras, la corroboración de que los pecados eran otros antes de que el futuro nos quisiera perfectos y domesticados:

"Algunas niñas beben
otras ensucian sus labios
¿Cómo haremos para limpiarnos la vergüenza?"

Nieve antigua habla de cómo la imperfección nos brinda el porvenir:

" Mamá me pide que deje de buscar tesoros
que las piedras simplemente son piedras"

Sabe pellizcar la carne para que no seamos inservible mojama. E interroga a los abismos sin que los hipnóticos movimientos de su lengua tengan la menor oportunidad de llegar  hipnotizarnos. Ella no busca faquires, pero tampoco héroes, tan solo busca el equilibrio y se esfuerza por oír la respiración de sus lectores y les ofrece el viento, pero también la nada y  la memoria y el futuro porque sabe que  la contradicción forma la verdadera piel del mundo:
"De las mujeres de mi familia heredé la sangre
y la difícil carga de quererme distintas de ellas..."
Nieve antigua es la raíz que penetra dentro de la tierra que la especulación se ha preocupado de mantener callada, es el susurro que nadie imaginará como el idioma más emergente del mundo:
"Llamas a una puerta que tardan mucho en abrir
te preguntas si estás haciendo mal
y te sujetas tu dolor de loca a la altura de la garganta
 siempre hay alguien detrás de ella cuidando de la risa..."
Y es también un abecedario de letras útiles e inabarcables, una remodelación necesaria de aquellas letras a las que les cambiábamos la cara en nuestros viejos cuadernos de caligrafía. Es respetar el pasado, sin faltarle el respeto al futuro, es encontrar un lugar sobre el que injertar los mejores esquejes de nuestro árbol genealógico, es prestarle una biografía a aquellas mujeres a las que la suerte no les sonríe y es sobre todo prestarle un montón de verdades a la vida.
IMPRESCINDIBLE.

 Sonia Fides