LA HABITACIÓN ES UN NIDO DE ANTÓNIMOS QUE PODRÍAN VOLVERME LOCA

By SONIA FIDES, January 5, 2018





LA HABITACIÓN ES UN NIDO DE ANTÓNIMOS QUE PODRÍAN VOLVERME LOCA

Vienes a verme cada mañana,
pero tu peso ya no hunde los cimientos de mi casa.
La imaginación es un arma inofensiva cuando se trata de ti y de mí,
una ilusión que no va llevarnos a ninguna parte.
Somos huesos secos a pesar de la carne.
Silbatos inservibles para los niños del futuro.
Peleles de cara helada
que se avergüenzan de lo que guarda la memoria
cada vez que creen haberse enamorado.
Somos otros a pesar de ser reconocidos por todos.
El café está caliente,
pero mi boca helada.
La habitación es un nido de antónimos que podrían volverme loca.
El periódico sigue enseñando niños muertos
y naciones que se parten por la mitad.
Miro por la ventana
y lo hago tranquila,
ya no me asusta lo que la rutina hace con los hombres.

Sonia Fides